lunes, 20 de diciembre de 2010

55'6 y novedades interesantes a la par que preocupantes


¡Hola chicas!

Como ya os adelanté, vino mi novio cargado con más chocolate casi que ropa en la maleta. Esto supuso volver al círculo vicioso de antes: comer y llorar. Engordé un kilo en cinco días y me sentía muy frustrada. Estaba llorando en mi habitación y vino mi chico y me interrogó: que si no era feliz con él, que la convivencia me estaba desgastando... Y yo: "Que no, que no es eso. No preguntes más, por favor." Entonces se quedó varios minutos mirándome sin decir nada, pensando, y me dijo: "Lo que a ti te jode no es mi presencia, sino lo que traigo conmigo cuando voy a mi casa, ¿verdad?" Pues imaginaos, llorera otra vez. Y es que va a resultar que el niño no es tan tonto...
Yo seguía llorando y él me miraba fijamente, sin decir nada. Al rato, me suelta: "Mira Ana, yo no soy tonto y ya me dí cuenta hace mucho tiempo de lo que te pasaba. Y yo no sé qué hacer contigo, no sé si tengo que avisar a alguien o dejar que sigas así. Yo sólo quiero que seas feliz y no haces más que llorar y llorar. Y si tu depresión se debe a la comida... Yo te ayudaré. Sí, si así eres feliz, yo te voy a ayudar, porque no soporto verte más así, y si tengo que tirar por tierra mis principios para verte sonreír, lo haré."
Imaginaos mi cara en ese momento: no sabía si se estaba riendo de mí o si su forma de ayudar era llamar al psiquiatra más cercano. Así que le pregunté a qué se refería exactamente, y me pidió que primero le contara por qué lloraba y luego pensaría algo. Y yo le expliqué que lloraba porque comía y no quería comer, pero no podía evitarlo. Y que no podía controlarme: cuando empiezo a tragar, me atraco.
Me escuchó pacientemente y se quedó otro rato pensando, hasta que me dijo: "Bueno, yo sólo puedo hacer una cosa: esconderte las cosas que engordan y prepararte unas raciones pequeñitas de comida sana, pero vamos a establecer unas condiciones. La primera es que comeras lo que yo te diga, sólo eso, y la segunda, que cuando llegues a un IMC 18, vamos a parar de hacer dieta y vamos a centrarnos en mantener ese peso, pero no vas a bajar ni un gramo más o tendré que avisar a un médico, ¿de acuerdo?"
Y acepté. He seguido sus consejos: me prepara una rodaja de bizcocho en el desayuno, una loncha de pavo en la comida y una zanahoria por la noche. Me esconde la comida para que no me atraque y controla lo que como. ¿Resultado? El viernes pesaba 57'1 y hoy me he levantado con el 55'6, mi peso más bajo en 2 meses. No me he estancado en el 56, como me pasaba siempre. Y no tengo ansiedad porque no hay comida a la vista.
Claro, esto tiene una parte mala, no todo iba a ser bueno: yo estoy eufórica y pienso que me debe de querer mucho para ayudarme de esta manera, pero él se siente mal consigo mismo, porque piensa que es el peor novio del mundo y que está echando leña al fuego. Pero confío en que se le pase...

Bueno, chicas, he terminado por hoy con mis rollos. Voy a leeros un ratillo a ver qué tal os va a vosotras. Un besito de una felicísima Ana.

8 comentarios:

Katherine dijo...

Joder que suerte tienes!!!! yo quiero un novio asi, no uno que me intente meter golosinas en la boca :( a la fuerza (jonhy ayer por ejemplo)o que se ria de mis ensaladas (mis amigos)
Espero que un IMC de 18 te baste para ser feliz, porque estarias delgada, lo que no sé es si serias capaz de verlo.
Muchas gracias por los consejos: mirare el samsung star, aunque lo de las mascarillas no lo se, soy muy inconstante en esas cosas.
Cuidate mucho mucho, te mando un besazo!

L dijo...

Adoro a tu novio... no te quejarás... ojala llegues a 18 de IMC y luego hay que cumplir la promesa, me encanta que tu chico te entienda, tiene que ser gratificante.

Cuida mucho a ese cielo de hombre y si te cansas de él me lo mandas, jajajjajajja.

Besos.

Missy dijo...

Jolín... menudo pedazo de novio que tienes.
Pero es normal que se sienta así... porque no en lugar de confiar en que se le pase, hablas con el.
Le das las gracias por todo lo que está haciendo, porque gracias a el estás así de contenta y con ese peso tan estupendo. Y le dices que no esté mal, que no se preocupe, hazle ver que no es el peor novio del mundo sino al contrario, que está intentando comprenderte y quiere ayudarte de forma que tú no estés mal contigo misma.
Seguro que así el se sentirá mejor :)

favi...!!!! dijo...

hola.....q suerte tienes al tener un novio asi te aseguro q muchas quisieran tener un novio como el tuyo(yo quiero un chico asi ).....anna el te quiere un monton asi q cumple la promesa q le hiciste no te presiones....y x ningun motivo lo pierdas es muy dificil encontrar un chico como el y felicidades...x estar debajo de los 56

RoxAnA dijo...

wow en verdad te envidio
io kisiera un novio asi
en cambio el mio solo se enoja
y me lastima
pero ekis
tal vez se sienta mas alhora
pero veras ke se le pasara y pronto
de verte feliz el lo estara
y en verdad ke bn ke bajaras
es genial no estancarse
asi ke animos


me gusto mucho tu blog de verdad ando de chismosa conociendo nuevos blogs y me
+enkanto

=)

Fly dijo...

Hola Ana! He llegado a tu blog y he estado leyendo un rato y me ha encantado! Qué suerte tienes con tu novio! Yo tengo 20 años, y el mio también sabe algo y dice q si quiero adelgazar q lo haga de forma sana pero me obliga a comer más q a ti... :(
Por cierto, de donde eres?
Un beso, pásate por mi blog :)

hippie91 dijo...

OOOhhh prin que suerte tienes con tu novio, encima que le pudistes contar no te esta obligando a comer...y encima estas bajando!!

Besitos

PaooPrincess dijo...

:O Que suerte tienes!
Le contaste y no te miro con cara de "estas mal y yo me voy". Lo repito: Suertuda ;)
Un beso, por fa, si puedes pasate por mi blog:
http://dont1dream1it1be1it.blogspot.com/

Publicar un comentario